imema - Instituto Médico Estético de Madrid

RESERVA TU CITA: Teléfono imema Instituto Médico Estético de Madrid

ESPECIALISTA

Dr. Miguel Ángel Gorospe Arrazuría - Dermatología Imema

Dr. Miguel Ángel Gorospe Arrazuría
Dermatología Clínica

El experto opina

"Solo un pequeño porcentaje de nevus tienen capacidad de malignizarse. El diagnóstico y tratamiento precoces en estos casos es curativo, por lo que si presenta nevus atípicos debe de acudir a revisiones periódicas."

Preguntas frecuentes

Nevus

Producto relacionado

Dermatoscopia

NEVUS (LUNARES)

Los nevus más comunes son un aumento normal de melanocitos, células responsables de la producción de melanina.

La presencia de estos lunares es habitual y no implica que existan malformaciones.

La principal preocupación es que degenere en un melanoma maligno, un tumor en el que el diagnóstico precoz es vital.

Los nevus deben ser revisados periódicamente en función de su número y forma.

Signos de alarma

Se debe de prestar especial atención a los cambios en el tamaño, color, forma y a la aparición de síntomas como el dolor, picor o sangrado espontáneo de los nevus o lunares.

Tratamiento

Ante la sospecha de degeneración se puede recurrir a la Dermatoscopia antes de realizar una extirpación quirúrgica con el fin de evitar una cicatriz innecesaria.

La Dermatoscopia puede evitar cirugías innecesarias al descartar la malignidad de algunos “lunares”.

Todas las personas tienen lunares que en ocasiones superan los 50 y que pueden localizarse en cualquier zona del cuerpo. La mayor parte de las veces, aparecen antes de los 20 años.

Los lunares aumentan de tamaño durante la pubertad y el embarazo y con la exposición al sol se oscurecen.

Hay un tipo de lunares (nevus) que presentan cambios que los hacen sospechosos de que puedan estar malignizándose. Estos cambios serían los siguientes:

  1. ASIMETRÍA: Se debe trazar una línea imaginaria en la mitad del lunar. Cuanta mayor asimetría existe entre ambos lados, mayor es el riesgo de malignidad.
  2. BORDES: Bordes poco definidos, irregulares con entrantes y salientes como un mapa, esto significará una mayor necesidad de control.
  3. COLOR: La coloración heterogénea con diferentes tipos de color dentro del lunar y una distribución no uniforme del pigmento, implica mayor riesgo de malignización.
  4. DIAMETRO: Nevus con un diámetro mayor a 6mm. implica mayor riesgo.
  5. ELEVACIÓN: Otro signo de alarma es cuando la superficie del lunar se eleva.