imema - Instituto Médico Estético de Madrid

RESERVA TU CITA: Teléfono imema Instituto Médico Estético de Madrid

 

"Los factores de crecimiento plaquetario logran crear nuevos vasos sanguíneos, proporcionando una mejor nutrición del folículo piloso, mejorando la calvicie y el resultado de los trasplantes de pelo."

Preguntas frecuentes

Biostimulación con Plasma

Producto relacionado

Botox y Vistabel

PLASMA RICO EN PLAQUETAS

Imema ha sido pionero en la utilización de los Factores de crecimiento plaquetario.

Actualmente se emplea este novedoso tratamiento, como coadyuvante en la alopecia y en los trasplantes de pelo, además de como rejuvenecedor de cara, cuello, escote y manos.

En los últimos meses han visto la luz estudios científicos, que avalan la utilización de los factores de crecimiento plaquetario en determinados tipos de pérdida de cabello.

Los Factores de crecimiento plaquetario son fragmentos de proteínas que actúan a diferentes niveles celulares, en concreto, en el caso del rejuvenecimiento cutáneo, su acción potencia la proliferación de fibroblastos regenerando y reparando los tejidos y rejuveneciendo la piel.

La Técnica

El tratamiento consiste en la extracción de una pequeña muestra de sangre del paciente (como la que se obtiene cuando acudimos a hacernos un análisis de sangre). La muestra obtenida se centrifuga para así separar la fracción de plasma donde se encuentran las plaquetas, que contienen en su interior los factores de crecimiento. Precisamente este líquido es el que se inyecta, mediante modernas técnicas de mesoterapia, en el cuero cabelludo o el rostro.

Los Resultados

Los factores de crecimiento plaquetario ayudan a revitalizar el cabello y son eficaces en los trasplantes de pelo, tanto de hombres como de mujeres, donde consiguen disminuir el periodo de cicatrización, tanto en la zona dadora como en la receptora, además de acortar el periodo en que crece el pelo trasplantado y que éste logre, en menos tiempo, grosor y longitud.

En la cara, cuello, escote y manos los resultados se notan a los pocos días del tratamiento, mejorando el aspecto de la piel, su tono, tacto, luminosidad y firmeza. A los tres meses la mejoría es más apreciable y el rejuvenecimiento más evidente, se regeneran los tejidos, el grosor de la dermis aumenta y la piel está notablemente más elástica y lozana.