prueba

imema - Instituto Médico Estético de Madrid

RESERVA TU CITA: Teléfono imema Instituto Médico Estético de Madrid

Omega 3: el mejor aliado contra la obesidad

nutricionista y endocrino

Cuando el verano se acerca, todos nos afanamos por perder esos kilitos que hemos acumulado durante el invierno. La temporada de playa y piscina se aproxima y queremos lucir nuestra mejor versión. Sobre todo, porque según van subiendo las temperaturas la ropa es más ligera y dejamos al descubierto muchas partes de nuestra anatomía. En esta carrera de fondo, algunos logran su objetivo, mientras que otros no lo consiguen. No se puede vivir a dieta de por vida. Cualquier nutricionista o endocrino te dirá que es necesario aprender a comer de forma saludable y hacer deporte.

La obesidad o el sobrepeso es un mal frecuente. Un problema derivado de los malos hábitos que se propaga por todo el planeta sin poder detenerlo. No hay ninguna solución mágica o infalible, recuperar la figura es posible. Pero, pasa por llevar un estilo de vida saludable. Curiosamente, un suplemento de omega 3 puede ayudarnos a conseguir los resultados esperados. Hablamos de pacientes que deben perder muchos kilos, lo que puede mermar su apariencia física. Para solucionarlo pueden someterse a procedimientos estéticos que les permitan recuperar la elasticidad de la piel de las zonas más afectadas por la pérdida de grasas corporales.

A medida que la tecnología avanza, se investigan nuevos procedimientos, menos invasivos. El objetivo es poner remedio a los grandes problemas. En el caso de la obesidad, desde el Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Clínico Universitario de Valladolid han realizado un estudio y diseñado un método innovador para la pérdida de peso. Durante el trascurso de la investigación, se realizó un estudio clínico comparativo entre cerca de 30 pacientes con obesidad.

La cifra total se dividió en dos grupos y ambos siguieron la misma dieta hipocalórica de 800 calorías. A uno de los grupos se le suministró, además, un suplemento de Omega 3. Mientras que al resto de los participantes recibieron un placebo. El resultado del estudio fue concluyente, aunque todos perdieron el mismo peso, lo cierto es que aquellos que consumieron omega 3 vieron reducidos los medidores proinflamatorios. Esto quiere decir que, además de reducir su peso, minimizaron el riesgo cardiovascular y la inflación crónica en este tipo de pacientes.

Desde Clínica Imema nos parece un dato prometedor. Sobre todo, si tenemos en cuenta que los pacientes que ingirieron omega 3 vieron reducido su colesterol y triglicéridos. Además, las conclusiones del proyecto destacan que este procedimiento reduce el efecto yoyó o, lo que es lo mismo, la recuperación del peso perdido tras la dieta.

This entry was posted in Endocrinología y Nutrición and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario