prueba

imema - Instituto Médico Estético de Madrid

RESERVA TU CITA: Teléfono imema Instituto Médico Estético de Madrid

Todo lo que debes saber sobre las varices en el embarazo

tratamientos estéticos

Tener un hijo o una hija te cambia la vida. Pero, la transformación comienza mucho antes de que el bebé llegue al mundo en el cuerpo de la madre. La gestación puede ser dura y la mujer puede ver en su cuerpo las huellas de nueve meses de embarazo. Una de las consecuencias más temidas por las futuras mamás son las varices, que pueden aparecer a medida que la gestación avanza. Afortunadamente, los tratamientos estéticos contra este tipo de problemas han evolucionado mucho y, cada vez, son menos invasivos.

Durante la feliz espera, es habitual que se acumule en las piernas un litro y medio más de sangre de lo habitual. Pero, además, a medida que el vientre aumenta su tamaño es más fácil que presione los vasos sanguíneos interfiriendo en la recirculación de la sangre desde las piernas hasta el corazón. La hormona de la progesterona se encarga, también, de relajar las paredes venosas y de que las venas se dilaten. Todo ello desencadena la aparición de las arañas vasculares, las temidas varices.

¿Cómo evitar su aparición?

  1. El embarazo es, sin duda, uno de los factores de riesgo para que aparezca este problema estético que puede suponer otras complicaciones de salud. Por ello, siempre es recomendable tratar de prevenirlas y es mucho más sencillo de lo que parece. El movimiento será el mejor aliado contra las varices, convertir el paseo en un hábito diario es la mejor forma de conseguirlo. Caminando activamos la sangre hacia arriba y activamos el sistema circulatorio.
  2. Los baños de contraste con agua templada y fría también son una acción recomendable. Las venas, con el frío y el calor, se contraen y se dilatan favoreciendo el riego sanguíneo. Lo más adecuado será hacerlo de abajo hacia arriba.
  3. Los zapatos de tacón no son una alternativa aconsejable, ya que impiden el movimiento del pie y, de este modo, dificultan la circulación.
  4. La ropa debe de ser cómoda, incluida la ropa interior. Conviene elegir prendas que no aprieten ni la cintura, ni el pecho, ni las inglés.
  5. Masajear las piernas, desde los tobillos hasta los muslos, con geles relajantes es otra buena medida de prevenir la aparición de las temidas arañas vasculares.

Finalmente, en Clínica Imema sabemos bien que las posturas corporales son una cuestión fundamental. No pasar más de una hora sentada o de pie y dormir con las piernas ligeramente levantadas puede ayudarte en tu objetivo. Aunque si no lo consigues, siempre encontrarás diferentes tratamientos para acabar con este problema de raíz y volver a presumir de piernas bonitas.

This entry was posted in Vascular and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario