imema - Instituto Médico Estético de Madrid

RESERVA TU CITA: Teléfono imema Instituto Médico Estético de Madrid

Nuestros pacientes son nuestros embajadores.

Aquí podrás encontrar las opiniones que nos han dejado nuestros clientes.

  • Periodista de Televisión Española.
    52 años. Madrid.
    Trasplante de pelo: Técnica TIRA.

    "Me encontraba muy avergonzado por la calvicie. Desde los 18 comencé a notar que cada vez tenía menos pelo, y eso hacía que me sintiese inseguro.

    Estuve años probando diferentes tratamientos: pastillas, cremas, inyecciones…pero al final la calvicie persistía. Me lo pensé mucho antes de decidirme por la cirugía y ahora me arrepiento de no haberlo hecho antes. El Dr. López Bran y su equipo son unos auténticos profesionales que me transmitieron confianza y seguridad durante todo el proceso. Después del trasplante no tuve muchas molestias, pero me dolía un poco la zona de la cicatriz y no sabía si era normal, así que llamé por teléfono muchas veces, y aunque tenía miedo de ser muy insistente me resolvieron todas las dudas y me tranquilizaron muchísimo, sobre todo insistiendo en la ducha que descubrí que no me estaba lavando el pelo del todo bien. A los diez días me retiraron la sutura y charlamos un rato sobre todo el postoperatorio, y a partir de entonces todo fue mucho mejor.

    Por primera vez en muchos años me vuelvo a encontrar bien conmigo mismo."

  • Deportista de élite.
    35 años.
    Madrid.
    Trasplante de pelo: Técnica TIRA.

    "A los 30 mi pareja empezó a decirme que comenzaba a clarear en la zona de la coronilla, incluso los amigos a ratos se reían de mí como “de cachondeo”. Poco a poco fui fijándome en que cada vez se me caía más el pelo, finalmente y tras probar un montón de remedios alguien de mi entorno me animó a probar el micro trasplante. Jamás pensé en notar los resultados tan rápido y de forma tan evidente, ahora todos mis amigos me preguntan cómo lo he conseguido, casi ni se lo creen. El postoperatorio fue muy bueno, apena sentí más que unas molestias pasajeras y nadie en la oficina notó lo que me había hecho, ni mi jefe, aunque tuve que insistir mucho con el lavado de cabeza ya que al principio casi ni me atrevía a tocar la zona trasplantada. Ayudó bastante usar espuma en mi pelo, disimulaba bastante bien toda la zona enrojecida.

    Lo más molesto fue tener que esperar casi un mes para la piscina, y es verdad que me tuve que cubrir bastante del sol durante las primeras semanas (me lo hice en verano), pero iba con la gorra y nadie preguntaba. Me lo volvería a hacer sin ninguna duda".

  • Cardiólogo.
    58 años.  Andalucía.
    Trasplante de pelo: Técnica TIRA.

    “Llevo perdiendo el cabello más tiempo del que puedo recordar, es por eso que hace más de 20 años me sometí a una intervención de micro injerto capilar, sin embargo en esa ocasión no fue nada bien. Me pusieron poquísimos folículos, estoy convencido de que muchos menos de los que me dijeron y me quedó una cicatriz feísima en la cabeza que me dejó calvas y se me veía en cuanto me cortaba un poco más el pelo.

    Acudí a la consulta del Dr. López Bran en busca de una solución, me propuso re-intervenirme y aún a pesar de cierta desconfianza finalmente acepté.

    Lo primero que me sorprendió al llegar al quirófano es la gran cantidad de técnicos ayudantes, cuando me operé por primera vez tan sólo había dos personas y en esta ocasión conocí hasta siete, todos encantadores y dispuestos a solucionar mis dudas (que por cierto, eran muchas). Después en seguida noté que no tenía nada que ver con mi experiencia anterior, esta vez la cicatriz apenas me dolió y se me curó mucho más rápido. La zona del implante se inflamó un poco pero en seguida comencé a notar que esta vez sí había mucho más pelo y mejor distribuido, de forma que quedaba completamente natural. Durante el postoperatorio me surgieron muchas dudas pero telefónicamente pude resolverlas todas, la atención y el trato fueron inmejorables.

    Con el tiempo noté ya no sólo como aumentaba la densidad de mi pelo, si no que todos aquellos folículos que me habían puesto mal durante la primera intervención quedaban muy disimulados y nada visibles, y lo que es mejor, el doctor unificó mi vieja cicatriz con la nueva de tal forma que ya no se me nota nada. Nunca le estaré lo suficientemente agradecido.”

  • Profesor de Medicina Universidad Complutense.
    44 años. Madrid.
    Trasplante de pelo: Técnica FUE.

    “Cuando fui a Imema por primera vez no estaba nada decidido al trasplante, más bien esperaba que me recomendasen algún tipo de pastillas o tratamiento para intentar frenar mi alopecia, que ya me había subido la línea de la entrada al menos 3 dedos de lo que solía estar. Me sorprendió que me dijesen que tenía un tipo de alopecia muy agresiva y que con los años me iba a quedar completamente calvo, la verdad es que fue un shock para mí, que desde joven me he podido peinar como he querido. Finalmente fue mi mujer la que me animó al trasplante, creo que me veía tan deprimido que quiso que lo hiciera así que di el paso.

    Me operé a principios de febrero y a decir verdad no notaba ningún resultado, en la clínica me decían que tuviese paciencia, que el crecimiento del pelo lleva su tiempo, pero no estaba muy seguro de que me fuese a crecer de verdad el pelo. Al final y tras algunas semanas comencé a ver una pelusita y a los meses ya vi cómo se redefinía la línea de la frente con las entradas. La verdad es que fue un alivio aunque lo peor fue la espera y al final estoy contento con los resultados.

    Por otro lado a los pocos días del trasplante, el pelo en la zona que me rasuraron para coger las unidades había crecido unos cms y ya no se notaba nada.”

  • Médico Oftalmólogo.
    40 años. Madrid.
    Trasplante de pelo: Técnica FUE.

    “Me decidí por la técnica FUE al pensar que sería menos invasiva, no quería que me tuviesen que coser ya que soy un poco aprensivo, por eso preferí pagar más dinero. Sin embargo me preocupaba muchísimo el afeitado de cabeza, había visto casos en internet y a mí ese tipo de peinado, con la cabeza completamente pelada no me favorece nada.

    En Imema me ofrecieron una solución adecuada a mi problema. Me aconsejaron que me dejase crecer un poco el pelo antes de la intervención y así lo hice, me rasuraros a capas, de tal forma que le pelo tapaba la zona calva y con un poco de espuma apenas se notaba. Una semana después el pelo había crecido lo suficiente como para no tener que disimular nada con el peinado. El postoperatorio fue excelente y no puedo alegrarme más de haberme puesto en sus manos.”

  • Dermatólogo.
    54 años.  Madrid.
    Trasplante de pelo: Técnica TIRA.

    "Llevo ejerciendo la medicina en el campo de la Dermatología desde hace más de 20 años, durante los cuales he tenido el gran placer de coincidir en varias ocasiones con el doctor López Bran.

    Aparte de una persona excepcional en el trato humano, también pude comprobar que se trata de un grandísimo profesional, con amplia experiencia en su campo (más que ningún otro que haya conocido) y con una fama más que merecida.

    Me puse en sus manos por la confianza que me generó y por su gran prestigio internacional, amén de mi acuciante problema capilar que de otro modo no hubiese tenido solución. Me trasplanté pelo hace más de un año y no podría estar más feliz con los resultados, he pasado de ser un señor calvo a poder pasarme el peine.”

  • Hacker.
    24 años. Madrid.
    Trasplante de pelo: Técnica FUE.

    “Cuando me planteé por primera vez hacerme un trasplante de pelo me asaltaron cientos de dudas. Al igual que la mayoría de la gente, lo primero que hice fue buscar información en internet, pero eso sólo me generó ansiedad y aún más confusión.

    Informaciones contradictorias unas con otras, consejos de médicos en el extranjero, precios impagables, supuestas técnicas innovadoras, remedios milagrosos, fraudes, trasplantados con resultados funestos… casi hubiese hecho mejor en no mirar nada y dirigirme directamente a Imema. Allí especialistas capilares me informaron de primera mano de todas las técnicas existentes de trasplante, unidades foliculares necesarias en mi caso, expectativas reales, así como todo tipo de detalles acerca del proceso de trasplante y post-operatorio, ¡hasta me dejaron ver las instalaciones y quirófanos!.

    No puedo estar más agradecido por toda la información recibida, esta vez estoy seguro, por grandes profesionales que saben lo que es en realidad el trasplante capilar.”

  • Abogado Laboralista.
    42 años. Galicia.
    Trasplante de pelo: Técnica TIRA.

    “He de admitir que llegué al quirófano con mucho miedo y cargado de dudas, pero ver allí a todo el equipo del doctor e incluso a un anestesista me reportó mucha confianza. En el mismo quirófano se encargaron de tranquilizarme. Me desperté sin haberme enterado de prácticamente nada, ya operado y sin dolor.

    Como viajaba desde fuera me alojé en un hotel cercano, me pidieron un taxi y la primera noche la pasé tranquilo antes de volver a casa, me volví a dormir y apenas alguna gota de sangre, que es lo que más miedo me daba porque soy un poco aprensivo en ese aspecto.

    Al día siguiente usé un sombrero y la verdad es que muy bien, sin molestias, ni me hicieron falta las pastillas que me dieron para el dolor. Casi creo que lo más molesto fue la retirada de la sutura, pero es que a mí eso de los puntos jamás me ha gustado.

    El pelo tardó en crecer más de lo que me esperaba, al menos cinco meses, y aunque por teléfono me decían que debía esperar, nunca he tenido mucha paciencia. Al final todo el pelo nació y ahora noto mucho la diferencia.

    Una experiencia completamente recomendable, tanto por el trato humano como por el resultado."

  • Peluquera.
    58 años. Valencia.
    Trasplante de pelo: Técnica TIRA.

    "Comencé a notar la caída del pelo desde muy joven, todas, desde mi madre a mis tías sufren en mayor o menor medida alopecia y me preocupaba llegar a los 50 con ese mismo aspecto, teniendo que usar postizos o peinados muy cardados para esconderlo. No quería ir a la piscina ni a ningún lugar en que corriese el riesgo de mojarme el pelo o sudar porque se hacía aún más evidente toda la zona calva. Comenzó siendo una pérdida local y con los años se afectó a toda la parte superior de la cabeza de tal forma de que me veía bastante mal en el espejo, y no podía estar todos los días pagando peluquería para que me arreglasen aquello. Necesitaba una solución definitiva así que me informé un poco y fui a una consulta con el doctor López Bran.

    Lo primero que me impresionó fue la rapidez en diagnosticar mi problema y proponerme el trasplante como solución. He de decir que al principio me negué porque me daba mucho miedo, pero después de informarme bien gracias a varias horas de charla con el Dr. y su equipo (cosa que agradecí muchísimo) me decidí a operarme, al menos para repoblar la zona más visible, los resultados tardaron en verse unos meses pero he notado como me ha aumentado la densidad y ya no tengo que disimularlo con el peinado. Pude volver a teñirme a los dos meses y con cuidadito también comencé a peinarme y a echarme laca. De lo único que me arrepiento es de no haberlo hecho antes."

  • Farmaceútico.
    28 años. País Vasco.
    Trasplante de pelo: Técnica TIRA.

    “Mi alopecia es genética, mi padre se quedó calvo con 20 años así que pensé que era normal que a mí me ocurriera lo mismo. Mis amigos solían reírse bastante de mis cada vez más evidentes entradas y no fue hasta años más tarde cuando decidí que no quería seguir viviendo de esa forma que afectaba tanto a mi autoestima, cuando hoy en día existen varias alternativas.

    Acudí a la consulta del Dr. López Bran y me recomendó una remodelación de la zona de las entradas, me prometió que quedaría de una forma completamente natural, ya que estaba preocupado de que “se notase” mucho, de ninguna manera quería que el pelo se viese falso o artificial y que le gente me lo dijese. Ahora veo que es mi propio pelo el que está creciendo y cada día mejor y más fuerte, como si no le hubiese hecho nada y siempre hubiese estado ahí.

    Elegí el método de la tira por su propia recomendación. La cicatriz ya ni me la veo, molestias cero, apenas una tirantez los primeros días. Las costras que tardaron un poco más de lo deseado en caerse y me resultaron bastante antiestéticas, pero los resultados merecieron la pena porque ahora ya tengo un pelo fuerte y lo más importante, que jamás volverá a caerse.”

  • Diplomático.
    36 años.  Kuwait.
    Trasplante de pelo: Técnica FUE.

    “Por mi trabajo tengo que viajar mucho, y nunca tengo demasiado tiempo para ir al médico o fijarme especialmente en problemas estéticos, pero llegó un momento en el que la calvicie comenzó a ser muy evidente y noté que eso comenzaba a afectar a mis relaciones personales; en el trabajo creo que me trataban menos en serio, como si estuviese “viejo”, incluso por la calle o haciendo compras notaba que la gente se portaba diferente.

    Tomé la decisión de hacer algo, no podía continuar así, busqué por internet posibles soluciones y entonces vi varios casos de personajes famosos que se habían hecho un trasplante capilar y que no habían quedado nada mal, de hecho muchos tenían resultados sorprendentes y que antes de hacérselo no distaban mucho del aspecto que tenía yo.

    Mi alopecia era muy difusa y tenía miedo de que no pudiesen cubrir la zona por completo. En Imema me explicaron que cada caso es un mundo y en el mío lo mejor era redensificar toda la zona de la frente empleando la técnica FUE, y eso hicieron. Ahora me puedo peinar con normalidad y las zonas con menos pelo han quedado cubiertas y más densas, nadie diría que clareaba hasta hace pocos meses.

    Poco a poco voy recuperando el cabello y lo noto tanto yo como las personas de mi alrededor”.

  • Periodista Deportivo.
    46 años.  Portugal.
    Trasplante de pelo: Técnica FUE.

    “Me platee el trasplante tras meditarlo mucho, ya que para mí suponía un importante desembolso económico y no quería arriesgarme en una posible operación “estética” de la que pudiese arrepentirme.

    Había leído en varios foros que el trasplante no tenía muy buenos resultados, pero animado por opiniones positivas en webs "fiables" finalmente me propuse hacerlo.

    El postoperatorio fue mucho mejor de lo que me había imaginado, es verdad que se me hinchó un poco la cara, pero pedí unos días de vacaciones y estuve tranquilamente en mi casa sin necesidad de ningún analgésico, creo que eso fue lo más sorprendente ya que esperaba algo de dolor como una operación más, pero no fue así en absoluto.

    Lo que más miedo me daba era tocarme la zona de la intervención, pero gracias al servicio telefónico y al apoyo que me brindó todo el equipo de IMEMA supe cómo actuar a cada momento. Ahora solo puedo pensar que todo ese miedo valió la pena, vuelvo a tener pelo donde yo quería. Ahora me encuentro mucho más alegre, más contento con mi aspecto, y la gente lo nota, incluso me planteo volver a intervenirme.”

  • Ama de casa.
    52 años.  Honduras.
    Trasplante de cejas: Técnica FUE.

    “Cuando era joven, depilarse las cejas muy finas estaba de moda, pero nunca pensé que a causa de la depilación al final terminaría casi sin ningún pelo en ellas. Llevo muchos años pintándomelas, incluso pensé en tatuármelas en la cara para conseguir un afecto más natural, pero nada me convencía, yo quería volver a tener cejas de verdad, no un postizo o una simple imitación.

    Me puse en contacto con Imema y me sorprendió que llevasen a cabo este tipo de operación, me sacaron folículos mediante la técnica FUE rapándome tan solo un poquito de la cabeza, que quedó cubierto con el resto de mi pelo. Me explicaron que para la zona de las cejas tenían que ser muy selectivos e implantar folículos de una o como mucho de dos unidades para resultados óptimos. Gracias al anestesista apenas me enteré de nada, lo hicieron todo en una sola tarde y me repoblaron toda la zona.

    Los resultados aparecieron en unos meses, poco a poco pude dejar de pintarme las cejas según iban apareciendo cabellos nuevos. Ahora tengo unas cejas muy densas, gruesas como me gustan. Es sorprendente, jamás pensé que volvería a recuperarlas, ¡y siguen creciendo pelos!”.

  • 1